viernes, 13 de noviembre de 2015

Equivocámonos ao educar aos nosos fillos, fillas en "burbullas felices" ?

El positivismo a ultranza genera una felicidad artificial.
La tendencia a proteger excesivamente a los niños de las inclemencias de la vida, las injusticias y los problemas cotidianos en realidad puede ser contraproducente.
Cinco principios para educar para la vida:
Deja que se equivoque, caiga y comience de nuevo.
No etiquetes las emociones. No son positivas ni negativas.
Fomenta los cambios.
No escondas la realidad.
Fomenta la independencia y la capacidad para tomar decisiones.


Accede a la entrada en la imagen 

Autora: Jennifer Delgado Compartido : /www.rinconpsicologia.com